Cuerpo Aéreo del Ejército de los Estados Unidos - United States Army Air Corps

De Wikipedia, La Enciclopedia Libre

Pin
Send
Share
Send

Cuerpo Aéreo del Ejército de los Estados Unidos
Roundel de aviones del Cuerpo Aéreo del Ejército
Activo2 de julio de 1926-9 de marzo de 1942
Disuelto18 de septiembre de 1947
Lealtad Estados Unidos de América
RamaSello del Departamento de Guerra de los Estados Unidos.png Armada de Estados Unidos
EscribeFuerza Aerea
PapelGuerra aérea
Tamaño14.650 hombres, 1.646 aviones (1932)
16.863 hombres, 855 aviones (1936)
152.125 hombres, 6.777 aviones (1941)
Guarnición / HQEdificio de municiones, Washington DC.
marzoCuerpo Aéreo del Ejército
Comandantes
Incapaz
comandantes
Maj.Gen. Benjamin D. Foulois
Maj.Gen. Henry H. Arnold
Cartel de reclutamiento del cuerpo aéreo del ejército de los Estados Unidos

los Cuerpo Aéreo del Ejército de los Estados Unidos (USAAC) fue el guerra aérea componente de servicio del Armada de Estados Unidos entre 1926 y 1941. Después Primera Guerra MundialA medida que la aviación temprana se convirtió en una parte cada vez más importante de la guerra moderna, se desarrolló una brecha filosófica entre el personal del ejército terrestre más tradicional y aquellos que sentían que los aviones estaban siendo infrautilizados y que las operaciones aéreas estaban siendo sofocadas por razones políticas que no guardaban relación con su efectividad. El USAAC pasó a llamarse del anterior Servicio Aéreo del Ejército de los Estados Unidos el 2 de julio de 1926, y fue parte de la mayor Armada de Estados Unidos. El Air Corps se convirtió en el Fuerzas Aéreas del Ejército de los Estados Unidos (USAAF) el 20 de junio de 1941, otorgándole mayor autonomía de la estructura de mando de nivel medio del Ejército. Durante Segunda Guerra MundialAunque no era un escalón administrativo, el Cuerpo Aéreo (AC) permaneció como uno de los armas de combate del Ejército hasta 1947, cuando fue legalmente derogado por la legislación que Departamento de la Fuerza Aérea.[1]

El Air Corps fue rebautizado por el Congreso de Estados Unidos en gran parte como un compromiso entre los defensores de un brazo aéreo separado y los del alto mando tradicionalista del Ejército que veían el brazo de aviación como una rama auxiliar para apoyar a las fuerzas terrestres. Aunque sus miembros trabajaron para promover el concepto de poder aéreo y una fuerza aérea autónoma en los años Entre los guerras mundiales, su propósito principal por la política del Ejército seguía siendo el apoyo a las fuerzas terrestres en lugar de operaciones independientes.

El 1 de marzo de 1935, todavía luchando con la cuestión de un brazo aéreo separado, el Ejército activó el Cuartel General de la Fuerza Aérea para el control centralizado de las unidades de combate de la aviación dentro de los Estados Unidos continentales, separados pero coordinados con el Cuerpo Aéreo. La separación del Air Corps del control de sus unidades de combate provocó problemas de unidad de mando eso se hizo más agudo a medida que el Cuerpo Aéreo se agrandaba en preparación para la Segunda Guerra Mundial. Esto se resolvió con la creación de las Fuerzas Aéreas del Ejército (AAF), subordinando ambas organizaciones al nuevo escalón superior.

En 20 de junio de 1941, la existencia del Cuerpo Aéreo del Ejército como el brazo aéreo principal del Ejército de los EE. UU. cambió a la de ser únicamente los elementos de entrenamiento y logística del entonces nuevo Fuerzas Aéreas del Ejército de los Estados Unidos, que acogió a la Fuerza Aérea del Cuartel General antes nombrado bajo la nueva organización Comando de Combate de la Fuerza Aérea para operaciones de combate de primera línea; este nuevo elemento, junto con el Air Corps, comprendía la USAAF.[2]

El Cuerpo Aéreo dejó de tener una estructura administrativa después del 9 de marzo de 1942, pero como "la organización estatutaria permanente del brazo aéreo y el componente principal de las Fuerzas Aéreas del Ejército", la abrumadora mayoría del personal asignado a las AAF eran miembros de la Cuerpo Aéreo.[3]

Creación del Cuerpo Aéreo

Sea promulgado por el Senado y la Cámara de Representantes de los Estados Unidos de América en el Congreso Reunido, que la Ley titulada "Una ley para hacer disposiciones adicionales y más efectivas para la defensa nacional y otros fines", aprobada el 3 de junio de 1916, según enmendada, sea, y la misma se enmienda por la presente, de modo que el Servicio Aéreo se refiera a en esa ley y todas las leyes posteriores del Congreso se conocerá como el Cuerpo Aéreo.

Ley Pública 69-446, 2 de julio de 1926[4]

los Servicio Aéreo del Ejército de EE. UU. tenía una historia breve pero turbulenta. Creado durante Primera Guerra Mundial por orden ejecutiva del presidente Woodrow Wilson Después de que Estados Unidos entró en la guerra en abril de 1917, cuando el uso creciente de aviones y los usos militares de la aviación se hicieron evidentes a medida que la guerra continuaba hasta su clímax, el Servicio Aéreo del Ejército de EE. UU. ganó autoridad legislativa permanente en 1920 como un brazo combatiente de la línea de la Armada de Estados Unidos. Siguió una lucha de seis años entre los partidarios del poder aéreo y los partidarios de los servicios militares tradicionales sobre el valor de una Fuerza Aérea independiente, intensificada por las luchas por los fondos causadas por presupuestos escasos, tanto un impulso para la independencia como cualquier otro factor.[5]

La Junta de Lassiter, un grupo de Staff general oficiales, recomendó en 1923 que el Servicio de aire ser aumentada por una fuerza ofensiva de bombardeo y unidades de persecución bajo el mando del cuartel general del Ejército en tiempo de guerra, y muchas de sus recomendaciones se convirtieron en reglamentos del Ejército. El Departamento de Guerra deseaba implementar las recomendaciones de la Junta de Lassiter, pero la administración de presidente Calvin Coolidge En cambio, optó por economizar recortando radicalmente los presupuestos militares, en particular los del Ejército.[6][n 1] El Comité Lampert del Cámara de los Representantes en diciembre de 1925 propuso una fuerza aérea unificada independiente del Ejército y la Armada, además de un departamento de defensa para coordinar los tres servicios armados.[7] Sin embargo, otra junta, encabezada por Dwight Morrow, fue designado en septiembre de 1925 por Coolidge aparentemente para estudiar "los mejores medios de desarrollar y aplicar aviones en la defensa nacional", pero en realidad para minimizar el impacto político de la corte marcial pendiente de Billy Mitchell (y adelantarse a las conclusiones del Comité Lampert). Declaró que no era probable que existiera una amenaza de ataque aéreo para Estados Unidos, rechazó la idea de un departamento de defensa y un departamento aéreo separado, y recomendó reformas menores que incluían cambiar el nombre del servicio aéreo para permitirle "más prestigio".[8]

A principios de 1926, el Comité de Asuntos Militares del Congreso rechazó todos los proyectos de ley presentados ante él en ambos lados del asunto. Hicieron un compromiso en el que las conclusiones de la Junta de Morrow se promulgaron como ley, al tiempo que proporcionaron al brazo aéreo un "plan de cinco años" para la expansión y el desarrollo. Mayor Gen. Albañil Patrick, el Jefe del Servicio Aéreo, había propuesto que se hiciera un servicio semiindependiente dentro del Departamento de Guerra al estilo del Cuerpo de Marines dentro del Departamento de Marina, pero esto fue rechazado; solo se aceptó el cambio de nombre cosmético.[9][n 2] La legislación cambió el nombre del Servicio Aéreo por el de Cuerpo Aéreo, (en palabras de un analista) "fortaleciendo así la concepción de la aviación militar como un brazo ofensivo y de ataque en lugar de un servicio auxiliar".[10]

Formaciones de Keystone LB-7s (inferior) y Boeing P-12 (superior) sobre maniobras aéreas sobre Burbank, California, 1930

La Ley del Cuerpo Aéreo (44 Stat. 780) se convirtió en ley el 2 de julio de 1926. De acuerdo con las recomendaciones de la Junta de Morrow, la ley creó una ley adicional Subsecretario de Guerra para "ayudar a fomentar la aeronáutica militar", y estableció una sección aérea en cada división del Estado Mayor por un período de tres años. Dos generales de brigada adicionales servirían como jefes adjuntos del Cuerpo Aéreo.[11][n 3] Disposiciones previas de la Ley de Defensa Nacional de 1920 que establecen que todas las unidades voladoras serán personal calificado y se continuó con el pago del vuelo. El Air Corps también retuvo el "Prop y alas"como su insignia de rama a través de su desestablecimiento en 1947. Patrick se convirtió en Jefe del Cuerpo Aéreo y Brig. Gen. James E. Fechet continuó como su primer asistente del jefe. El 17 de julio de 1926, dos tenientes coroneles fueron promovidos a general de brigada por períodos de cuatro años como jefes adjuntos de Air Corps: Frank P. Lahm, para comandar el nuevo Centro de entrenamiento del cuerpo aéreo, y William E. Gillmore, al mando de la División de material.[12][n 4]

De la nueva ley y organización, sin embargo, Wesley F. Craven y James L. Cate en la historia oficial de la Fuerzas Aéreas del Ejército de los Estados Unidos concluido que:

"El proyecto de ley que finalmente se aprobó pretendía ser un compromiso, pero se apoyaba en gran medida en las recomendaciones de Morrow. La Ley del Cuerpo Aéreo del 2 de julio de 1926 no produjo ninguna innovación fundamental. El cambio en la designación no significó ningún cambio de estatus: el Cuerpo Aéreo todavía estaba a rama combatiente del ejército con menos prestigio que la Infantería ".[11]

La posición del brazo aéreo dentro del Departamento de Guerra siguió siendo esencialmente la misma que antes, es decir, las unidades voladoras estaban bajo el control operativo de las diversas fuerzas terrestres. área del cuerpo comandos y no el Cuerpo Aéreo, que seguía siendo responsable de la adquisición y el mantenimiento de aeronaves, suministro y entrenamiento. Debido a la falta de deberes y responsabilidades legalmente especificados, el nuevo puesto de Subsecretario de Guerra Aérea, atrapado por F. Trubee Davison de julio de 1926 a marzo de 1933, resultó de poca ayuda para promover la autonomía del brazo aéreo.[13]

Programa de expansión de cinco años

La Ley del Cuerpo Aéreo autorizó la realización de un programa de expansión de cinco años. Sin embargo, la falta de créditos hizo que el inicio del programa se retrasara hasta el 1 de julio de 1927. Patrick propuso un aumento a 63 escuadrones tácticos (de un 32 existente) para mantener el programa de la Junta de Lassiter ya en vigor, pero el Jefe de Estado Mayor Gen. John Hines rechazó la recomendación a favor de un plan elaborado por la fuerza terrestre Brig. Gen. Tambor Hugh que propuso 52 escuadrones.[14][15][n 5] La ley autorizó la expansión a 1.800 aviones, 1.650 oficiales y 15.000 hombres alistados, que se alcanzarán en incrementos regulares durante un período de cinco años. Ninguno de los objetivos se alcanzó en julio de 1932. Ninguno de los aumentos relativamente modestos de aviones u oficiales se logró hasta 1938 porque nunca se asignaron los fondos adecuados y la llegada del Gran depresion reducciones forzadas de sueldo y modernización generalizada en el Ejército.[16] Organizacionalmente, el Air Corps se duplicó de siete a quince grupos, pero la expansión no tuvo sentido porque todos tenían una fuerza insuficiente en aviones y pilotos.[17] (Origen de los primeros siete grupos que se muestran aquí)

Grupos de Air Corps añadidos en 1927-1937
GrupoEstaciónFecha activadaTipo de aeronave
18.o grupo de persecuciónWheeler Field, Hawaii20 de enero de 1927PW-9
Séptimo Grupo de BombardeoCampo de Rockwell, California1 de junio de 1928LB-7, B-3A
12 ° Grupo de Observación¹Brooks Field, Texas1 de octubre de 1930O-19
20.o grupo de persecuciónMather Field, California15 de noviembre de 1930P-12
8 ° grupo de persecuciónLangley Field, Virginia1 de abril de 1931P-6
17 ° Grupo de persecución²Campo de marzo, California1 de julio de 1931P-12
19o grupo de bombasCampo de Rockwell, California24 de junio de 1932B-10
16 ° grupo de persecuciónCampo Albrook, Zona del Canal1 de diciembre de 1932P-12
10o Grupo de TransportePatterson Field, Ohio20 de mayo de 1937C-27 C-33
¹ Inactivo el 20 de mayo de 1937
²Redesignado 17 ° Grupo de ataque (1935), 17 ° Grupo de bombas (1939)

A medida que las unidades del Cuerpo Aéreo aumentaron en número, también lo hicieron los escalones de mando más altos. los 2da ala, activada en 1922 como parte del Servicio Aéreo, siguió siendo la única organización de ala en el nuevo Cuerpo Aéreo hasta 1929, cuando fue redesignada como 2da ala de bombardeo en previsión de la activación del Primera ala de bombardeo para proporcionar un ala de bombardeo en cada costa.[18] La primera ala de bombas se activó en 1931, seguida de la 3ra ala de ataque en 1932 para proteger la frontera mexicana, momento en el que el primero se convirtió en el Primera ala de persecución. Las tres alas se convirtieron en la base del Cuartel General de la Fuerza Aérea tras su activación en 1935.

Aeronaves y personal 1926-1935

O-46A en Wright Field

El Air Corps adoptó un nuevo esquema de color para pintar sus aviones en 1927, hasta ahora pintado verde oliva. Se pintaron las alas y colas de los aviones. amarillo cromo, con las palabras "U.S. ARMY" mostradas en letras negras grandes en la superficie inferior de las alas inferiores. Los timones de cola se pintaron con una banda vertical de color azul oscuro en la bisagra del timón y 13 rayas horizontales alternas de color rojo y blanco al final. La pintura de los fuselajes verde oliva se cambió a azul a principios de la década de 1930, y este motivo continuó hasta finales de 1937, cuando todos los aviones nuevos (ahora totalmente metálicos) se dejaron sin pintar excepto las marcas nacionales.[19]

B-6A del 1er Escuadrón de Bombas, 9º BG, 1935. Las rayas dobles en el fuselaje denotan la aeronave del comandante del escuadrón.
P-26A con librea del 19o Escuadrón de Persecución, 18o PG, Wheeler Field, Hawái

La mayoría de los combatientes de persecución antes de 1935 eran del Curtiss P-1 Hawk (1926-1930) y Boeing P-12 (1929-1935), y antes de la introducción en 1934 del monoplano totalmente metálico, la mayoría de los bombarderos de primera línea eran variantes de lona y madera del motor radial Keystone LB-6 (60 bombarderos LB-5A, LB-6 y LB-7) y B-3A (127 bombarderos B-3A, B-4A, B-5 ​​y B-6A) diseños.[n 6] Entre 1927 y 1934, la Halcón Curtiss O-1 fue el más numeroso de los 19 tipos y series diferentes de embarcaciones de observación y su variante A-3 el más numeroso de los aviones de ataque que cumplieron la función de observación / apoyo cercano designado por el Estado Mayor como la misión principal del Cuerpo Aéreo.[20]

Los aviones de transporte utilizados durante los primeros diez años del Air Corps fueron en gran parte trimotor diseño, como el Atlántico-Fokker C-2 y el Ford C-3, y se adquirieron en cantidades tan pequeñas (66 en total) que se repartieron un avión a una base. A medida que su número y utilidad disminuyeron, fueron reemplazados por una serie de 50 pequeños transportes bimotores y monomotores y se utilizaron para tareas de personal. La formación de pilotos se llevó a cabo entre 1927 y 1937 en el PT-3 consolidado entrenador, seguido por el Stearman PT-13 y variantes posteriores a 1937.

Para 1933, el Cuerpo Aéreo se expandió a una fuerza táctica de 50 escuadrones: 21 de persecución, 13 de observación, 12 de bombardeo y 4 de ataque. Todos tenían poca fuerza en aviones y hombres, particularmente oficiales, lo que resultó en que la mayoría fueran comandados por oficiales subalternos (comúnmente primeros tenientes)[n 7] en lugar de mayores según lo autorizado.[21] El último caza de cabina abierta utilizado por el Cuerpo Aéreo, el Lanzaguisantes Boeing P-26, entró en servicio en 1933 y cerró la brecha entre el biplano y los cazas más modernos.

El Air Corps fue llamado a principios de 1934 para entregar correo a raíz de la Escándalo del correo aéreo, involucrando al director general de Correos y jefes de aerolíneas. A pesar de una actuación vergonzosa que resultó en numerosos accidentes y 13 muertes y fue considerada un "fiasco" en los medios, las juntas de investigación en 1933-1934[n 8] recomendó cambios organizativos y de modernización que nuevamente encaminaron al Cuerpo Aéreo hacia la autonomía y la eventual separación del Ejército. El Drum Board recomendó una fuerza de 2.320 aviones,[n 9] y autorizado por el Congreso en junio de 1936, pero la administración negó las asignaciones para aumentar la fuerza hasta 1939, cuando la probabilidad de guerra se hizo evidente. En cambio, el inventario de Air Corps en realidad se redujo a 855 aviones en total en 1936, un año después de la creación de GHQ Air Force, que por sí solo se recomendó que tuviera una fuerza de 980.[22]

La secuela más grave del fiasco del correo aéreo fue el retiro bajo fuego del mayor general Benjamín Foulois como Jefe del Cuerpo Aéreo. Poco después del Administración de Roosevelt lo culpó por las fallas del Cuerpo Aéreo, fue investigado por un subcomité del Congreso que alegaba corrupción en la adquisición de aeronaves. El asunto resultó en un callejón sin salida entre el presidente del comité William N. Rogers y secretario de guerra George Dern antes de ser enviado al Inspector General del Ejército, quien falló en gran medida a favor de Foulois. Rogers continuó criticando severamente a Foulois durante el verano de 1935, amenazando futuras asignaciones del Cuerpo Aéreo y, a pesar del apoyo público de Dern al jefe en disputa, la administración estuvo cerca de despedir a Foulois por su actitud percibida como un aviador radical y sus críticas públicas al gobierno. administración durante la controversia. Se retiró en diciembre de 1935 por el bien del servicio.[23][24]

La administración de Roosevelt comenzó la búsqueda de su reemplazo en septiembre de 1935, reduciendo la elección a dos de los tres jefes asistentes, Henry Conger Pratt y Oscar Westover. Pratt parecía tener las credenciales superiores, pero había estado a cargo de la adquisición de aviones durante los años de Foulois y Dern lo miraba con cautela como posiblemente otro Mitchell o Foulois. Westover fue elegido porque era el opuesto filosófico de los dos aviadores insurgentes en todos los aspectos, siendo un "jugador de equipo".[24]

La insurgencia abierta entre 1920 y 1935 de aviadores que preveían la necesidad de una fuerza aérea independiente para desarrollar plenamente el potencial del poder aéreo había costado las carreras de dos de sus luces casi legendarias, Foulois y Mitchell, y casi costó la reputación de dos. otros, Pratt y Henry H. Arnold. En términos del principio de control civil de las fuerzas armadas en tiempo de paz, sus tácticas y comportamiento eran claramente inapropiados. La lucha política había enajenado temporalmente a los partidarios del Congreso, había sido contraproducente para el desarrollo del Cuerpo Aéreo a corto plazo y había endurecido la oposición de un Estado Mayor ya antagónico. Pero a través de sus errores y repetidos desaires, los aviadores habían aprendido lo que les faltaba: pruebas para el argumento de que el Cuerpo Aéreo podía realizar una misión única — el bombardeo estratégico — y la amenaza real de otra guerra mundial pronto revertiría su suerte.[25]

Desarrollo doctrinal

Bombardeo estratégico en roles y misiones

"La Fuerza Aérea Naval se basará en la flota y se moverá con ella como un elemento importante en la solución de las misiones primarias que enfrenta la flota. Las Fuerzas Aéreas del Ejército estarán basadas en tierra y se emplearán como un elemento esencial del Ejército en el desempeño de su misión de defender las costas en casa y en nuestras posesiones de ultramar, asegurando así a la flota absoluta libertad de acción sin responsabilidad alguna por la defensa costera ".
General Douglas MacArthur, almirante William V. Pratt, 7 de enero de 1931[26]

En marzo de 1928, al comentar sobre la falta de supervivencia en combate de la unidad Keystone LB-7 y Martin NBS-1 bombarderos, el teniente coronel. Hugh J. Knerr, comandante de la 2do Grupo de Bombardeo a Langley Field, Virginia, recomendó que el Cuerpo Aéreo adopte dos tipos de bombarderos monoplano totalmente metálicos, un bombardero diurno de corto alcance y un bombardero nocturno de largo alcance. Instructores en el Escuela Táctica del Cuerpo Aéreo (ACTS), también entonces en Langley, llevó el concepto un paso más allá en marzo de 1930 al recomendar que los tipos sean ligero y pesado, este último capaz de un largo alcance con una carga de bombas pesada que también podría usarse durante el día.[27]

En enero de 1931, el Air Corps "puso el pie en la puerta" para desarrollar una misión para la que solo él tendría capacidad, mientras que al mismo tiempo creaba la necesidad de un avance tecnológico de su equipo. Jefe de Operaciones Navales Almirante William V. Pratt quería la aprobación de su propuesta de que toda la aviación naval, incluidas las aeronaves terrestres, estaba por definición ligada a las operaciones de la flota de portaaviones. Pratt llegó a un acuerdo con el nuevo Jefe de Estado Mayor del Ejército Douglas MacArthur que el Cuerpo Aéreo asumiría la responsabilidad de la defensa costera (tradicionalmente una función principal del Ejército pero una función secundaria de la Armada en tiempo de guerra) más allá del alcance de los cañones de Artillería Costera del Ejército, poniendo fin a la aparente duplicación de esfuerzos de la Armada en las operaciones aéreas costeras. El acuerdo, concebido como una modificación de la declaración de Acción Conjunta sobre defensa costera emitida en 1926, no fue respaldado por la Junta Conjunta Ejército-Armada.[n 10] y nunca tuvo otra autoridad que el acuerdo personal entre los dos jefes de servicio. Aunque la Armada repudió la declaración cuando Pratt se retiró en 1934, el Cuerpo Aéreo se aferró a la misión y se proporcionó la base para el desarrollo de bombarderos de largo alcance y la creación de una nueva doctrina para emplearlos.[28][29]

La formulación de teorías de bombardeo estratégico dio un nuevo impulso al argumento a favor de una fuerza aérea independiente. El bombardeo estratégico o de largo alcance estaba destinado a destruir la industria y el potencial bélico de un enemigo, y solo un servicio independiente tendría las manos libres para hacerlo. Pero a pesar de lo que percibió como una "obstrucción" del Departamento de Guerra, gran parte de la cual se atribuyó a la escasez de fondos, el Cuerpo Aéreo hizo grandes avances durante la década de 1930. Surgió una doctrina que enfatizaba el bombardeo de precisión de objetivos industriales por aviones de largo alcance fuertemente armados.

Esta doctrina resultó de varios factores. La Escuela Táctica del Cuerpo Aéreo se trasladó en julio de 1931 a Campo Maxwell, Alabama, donde impartió un curso de 36 semanas para oficiales subalternos y de mitad de carrera que incluía teoría de la aviación militar. La Sección de Bombardeo, bajo la dirección de su jefe, el Mayor Harold L. George, se hizo influyente en el desarrollo de la doctrina y su difusión en todo el Cuerpo Aéreo. Nueve de sus instructores se hicieron conocidos en todo el Cuerpo Aéreo como el "Bombardero mafia", ocho de los cuales (incluido George) pasaron a ser generales durante la Segunda Guerra Mundial. Por el contrario, los tácticos de persecución, principalmente el capitán. Claire Chennault, Jefe de la Sección de Persecución de la escuela, descubrió que su influencia disminuía debido a las repetidas fallas de desempeño de la aviación de persecución. Finalmente, la doctrina representó el intento del Cuerpo Aéreo de desarrollar la autonomía del Estado Mayor, que imponía la subordinación del brazo aéreo al limitarlo al apoyo de las fuerzas terrestres y la defensa del territorio de los Estados Unidos.

Avances tecnológicos en bombarderos

Vuelo de prueba de "marcha abajo" del bombardero Boeing Y1B-9 en 1932. En ese momento era más rápido que cualquier avión de persecución existente.

Los nuevos tipos de bombarderos en desarrollo superaron claramente a los nuevos tipos de persecución, particularmente en velocidad y altitud, y luego se consideraron las principales defensas contra la interceptación. Tanto en 1932 como en 1933, las maniobras a gran escala encontraron a los cazas incapaces de subir a la altitud lo suficientemente rápido como para interceptar los ataques. B-9 y B-10 prototipos, un fracaso tan completo que Westover, siguiendo las maniobras de 1933, propuso la eliminación total de las búsquedas.[30]

1933 fue un año fundamental en el avance de la tecnología de la aviación en el que el avión totalmente metálico alcanzó la mayoría de edad, "prácticamente de la noche a la mañana", en palabras de un historiador, debido a la disponibilidad de la primera práctica hélice de paso variable. Junto con el diseño de fuselajes de "mejor peso", la hélice de paso controlable resultó en una duplicación inmediata de las velocidades y rangos de operación sin disminuir el peso de la aeronave o aumentar la potencia del motor, ejemplificado por el civil Douglas DC-1 transporte y el bombardero militar Martin B-10.[31]

El B-10 contó con innovaciones que se convirtieron en estándar internacionalmente durante la próxima década: un monoplano de ala baja totalmente metálico, cabinas cerradas, torretas giratorias, tren de aterrizaje retráctil, bahía de bombas interna, dispositivos de gran elevación y carenados de motor completo.[31][32] El B-10 demostró ser tan superior que, cuando se entregaron sus 14 modelos de prueba operativa en 1934, se incluyeron en la operación de correo del Air Corps y, a pesar de algunos fallos causados ​​por la falta de familiaridad del piloto con las innovaciones,[n 11] eran un punto brillante. La primera acción para reparar la imagen dañada del Cuerpo Aéreo involucró el movimiento de diez YB-10 desde Bolling Field a Alaska, aparentemente para una inspección del aeródromo, pero programada para coincidir con la publicación del informe de la Junta Baker en julio.

El desarrollo exitoso del B-10 y los pedidos posteriores de más de 150 (incluida su variante B-12) continuaron la hegemonía del bombardero dentro del Cuerpo Aéreo que resultó en un estudio de viabilidad para un bombardero de 4 motores de 35 toneladas (el Boeing XB-15). Si bien más tarde se descubrió que no era adecuado para el combate porque la potencia de los motores existentes era inadecuada para su peso, el XB-15 llevó al diseño del Modelo 299 más pequeño, que luego se convertiría en el Boeing B-17 Flying Fortress, cuyo primer vuelo fue a finales de julio de 1935. Para entonces, el Cuerpo Aéreo tenía dos proyectos en marcha para el desarrollo de bombarderos de mayor alcance, el Proyecto A para un bombardero con un alcance de transbordador de 5.000 millas (8.000 km), y Proyecto D, para uno de un rango de hasta 10,000 millas (16,000 km).[33][34] En junio de 1936, el Cuerpo Aéreo solicitó 11 B-15 y 50 B-17 para reforzar las fuerzas de defensa hemisféricas en Hawai, Alaska y Panamá. La solicitud fue rechazada sobre la base de que no había requisitos estratégicos para aeronaves de tales capacidades.[35]

Resistencia del Estado Mayor a la doctrina del Cuerpo Aéreo

El Ejército y la Marina, ambos conscientes del continuo movimiento dentro del Cuerpo Aéreo por la independencia, cooperaron para resistirlo. El 11 de septiembre de 1935, la Junta Conjunta, a instancias de la Armada y con el consentimiento de MacArthur, emitió una nueva "Declaración de Acción Conjunta" que una vez más afirmó el papel limitado del Cuerpo Aéreo como auxiliar del "Ejército móvil". en todas sus misiones, incluida la defensa costera.[36] El edicto se emitió con la intención de volver a colocar a un advenedizo Air Corps en su lugar. Sin embargo, los defensores de los bombarderos interpretaron su lenguaje de manera diferente, concluyendo que el Cuerpo Aéreo podría realizar reconocimientos de largo alcance, atacar flotas que se aproximan, reforzar bases distantes y atacar bases aéreas enemigas, todo para promover su misión de prevenir un ataque aéreo en Estados Unidos.[37][n 12]

Un mes después (15 de octubre de 1935), el Estado Mayor publicó una revisión de la guía doctrinal para el Cuerpo Aéreo, el reglamento de entrenamiento TR 440-15 Empleo de las Fuerzas Aéreas del Ejército.[n 13][38] Un año antes MacArthur había cambiado TR 440-15 para aclarar "el lugar del Cuerpo Aéreo en el esquema de la defensa nacional y ... (para eliminar) ... conceptos erróneos y prejuicios interprofesionales".[39] El Estado Mayor caracterizó su última revisión como un "compromiso" con los defensores del poder aéreo, para mitigar las críticas públicas a la Declaración de Acción Conjunta, pero la revisión más reciente repitió las conclusiones contra la autonomía de las Juntas de Drum y Baker y reafirmó su posición de larga data. (y la del secretario Dern)[40][n 14] ese apoyo auxiliar de las fuerzas terrestres era la misión principal del Cuerpo Aéreo.[41] TR 440-15 reconoció algunos principios doctrinales afirmados por los ACTS (incluida la necesidad de destruir las fuerzas aéreas del enemigo y concentrar las fuerzas aéreas contra los objetivos primarios) y reconoció que las guerras futuras probablemente implicarían algunas misiones "más allá de la esfera de influencia de la Tierra Fuerzas "(bombardeo estratégico), pero no dio importancia a la priorización de objetivos, debilitando su efectividad como doctrina.[11] El Cuerpo del Aire en general aceptó los cambios, como lo hizo con otros compromisos del período, como aceptables por el momento.[42] TR 440-15 siguió siendo la posición doctrinal del Air Corps hasta que fue reemplazada por el primer Air Corps Field Manual, FM 1-5 Empleo de Aviación del Ejército, el 15 de abril de 1940.[43][44][n 15]

En el otoño de 1937 el Escuela de Guerra del EjércitoEl curso sobre el uso del poder aéreo reiteró la posición del Estado Mayor y enseñó que el poder aéreo tiene un valor limitado cuando se emplea de forma independiente. Usando informes adjuntos de ambos España y Etiopía, y respaldado por un instructor senior del Cuerpo Aéreo, el Coronel. Byron Q. Jones,[n 16] el curso declaró que el concepto de Fortaleza Voladora había "muerto en España", y que el poder aéreo era útil principalmente como "artillería de largo alcance". Los oficiales del Cuerpo Aéreo en el Departamento del Estado Mayor G-3 señalaron que las conclusiones de Jones eran inconsistentes con el TR 440-15 revisado, pero sus puntos de vista fueron desestimados por el Subjefe de Estado Mayor Mayor Gen. Stanley Embick con el comentario: "Ninguna doctrina es sacrosanta, y de todas las doctrinas militares, la del Cuerpo Aéreo debería ser la última en ser considerada".[45][n 17]

Al mismo tiempo, el Estado Mayor ordenó estudios de todas las ramas de servicio para desarrollar borradores para los próximos manuales de campo. La Junta del Cuerpo Aéreo, una función de la ACTS, presentó un borrador en septiembre de 1938 que incluía descripciones de operaciones aéreas independientes, ataques aéreos estratégicos y acción aérea contra fuerzas navales, todo lo cual el Estado Mayor rechazó en marzo de 1939. En cambio, ordenó que el capítulo inicial del manual del Cuerpo Aéreo sea una declaración doctrinal desarrollada por el G-3 que "deja pocas dudas" de que la intención del Estado Mayor era "desarrollar y emplear la aviación en apoyo de las fuerzas terrestres". La Junta del Cuerpo Aéreo, por orden de Arnold, desarrolló un estudio secreto para "la defensa de la Doctrina Monroe"que recomendó el desarrollo de aviones de largo alcance, gran altitud y alta velocidad para bombardeo y reconocimiento para lograr esa defensa.[46]

El Departamento de Guerra, que buscaba reprimir la adquisición del B-17 mientras reconocía tardíamente que el apoyo aeroterrestre coordinado se había descuidado durante mucho tiempo, decidió que ordenaría solo bombarderos "ligeros" bimotores en los años fiscales de 1939 a 1941. También rechazó mayor avance del Proyecto A, el programa de desarrollo de un bombardero de muy largo alcance.[35][n 18] En colaboración con la Marina, la Junta Conjunta (cuyo miembro principal era el Jefe de Estado Mayor del Ejército, Gen. Malin Craig) el 29 de junio de 1938 emitió un fallo que no podía prever ningún uso para un bombardero de largo alcance en un conflicto futuro.[n 19] Como resultado directo, Craig canceló el último pedido planificado de bombarderos de largo alcance (67 B-17).[n 20] y se impuso una moratoria sobre su posterior desarrollo al restringir la financiación de I + D a los bombarderos medianos y ligeros.[47] Esta política duraría menos de un año, ya que iba no solo en contra de las tendencias del desarrollo tecnológico, sino también en contra de las realidades geopolíticas de la guerra que se avecinaba.[48][n 21] En agosto de 1939, el programa de investigación y desarrollo del Ejército para 1941 se modificó con la adición de casi cinco millones de dólares para comprar cinco bombarderos de largo alcance con fines experimentales, lo que resultó en la solicitud de Arnold del programa de desarrollo que crearía el 10 de noviembre de 1939. Boeing B-29 Superfortress, que fue aprobado el 2 de diciembre.[49]

Entre 1930 y 1938 el Air Corps había obtenido una misión en defensa costera que justificaba tanto la creación de una fuerza de ataque centralizada como el desarrollo de bombarderos cuatrimotores, y la resistencia del Estado Mayor. presionado para otra misión, el bombardeo estratégico, con el que podría argumentar de manera convincente la independencia del Ejército.[50] Sin embargo, el costo de la resistencia del Estado Mayor en términos de preparación había sido severo. Sus políticas habían dado como resultado la adquisición de aeronaves obsoletas como equipo de primera línea, sofocado el desarrollo del diseño en el sector privado de mejores tipos, retrasado el desarrollo de radares y artillería, y obstaculizado el entrenamiento, la doctrina y la organización ofensiva al incumplir los compromisos de adquirir el B-17. "Desde octubre de 1935 hasta el 30 de junio de 1939, el Cuerpo Aéreo solicitó 206 B-17 y 11 B-15. Sin embargo, debido a las cancelaciones y reducciones de estas solicitudes por parte del Departamento de Guerra, se entregaron 14 aviones de cuatro motores a la fuerza aérea hasta el estallido de la Segunda Guerra Mundial en septiembre de 1939 ".[51]

Fuerza Aérea GHQ

Un paso importante hacia la creación de una fuerza aérea separada ocurrió el 1 de marzo de 1935 con la activación de un comando centralizado a nivel de la fuerza aérea encabezado por un aviador que respondía directamente al Ejército. Jefe de estado mayor. Llamó al Cuartel General de la Fuerza Aérea, la organización había existido en la planificación del Ejército desde 1924 como un elemento subordinado del Cuartel General del Ejército, que se activaría para controlar todas las unidades del Ejército en caso de movilización de guerra.[52] Anticipándose a la intervención militar de Cuba en 1933,[n 22] la sede se creó el 1 de octubre pero no cuenta con personal.[53][n 23] La Drum Board de 1933 había respaldado por primera vez el concepto, pero como un medio para reintegrar el Air Corps al control del Estado Mayor, de hecho lo controlaba.[54]

Entre las recomendaciones de la Junta de panadero, establecido a raíz del escándalo del correo aéreo, fue que se adoptaran las propuestas de la Drum Board: un aumento de la fuerza a 2,320 aviones y el establecimiento de GHQ Air Force como una organización táctica permanente en tiempo de paz, ambos para aliviar las presiones para una división separada fuerza aérea y para explotar las capacidades emergentes en el poder aéreo.[55] En ausencia de un cuartel general general (es decir, en tiempo de paz), el Cuartel General de la Fuerza Aérea informaría al Estado Mayor. La División de Planes de Guerra del Ejército reaccionó a las recomendaciones de la Junta Baker insistiendo en que los hombres y el equipo moderno para siete divisiones del ejército[n 24] ser adquirido antes de que se iniciara cualquier aumento en el Cuerpo Aéreo, y se opuso a cualquier intento inmediato de llevar el Cuerpo Aéreo a los 1.800 aviones autorizados por primera vez en 1926, por temor a enemistarse con la Armada.[56][n 25] El presidente Roosevelt aprobó un programa de duración indefinida para aumentar la fuerza a 2.320 aviones (aunque sin ninguna condición de financiación) en agosto de 1934, y el secretario Dern aprobó la activación de la Fuerza Aérea GHQ en diciembre de 1934.[57]

GHQ Air Force tomó el control de todas las unidades aéreas de combate en los Estados Unidos de la jurisdicción de área del cuerpo comandantes, donde había residido desde 1920, y los organizó operativamente en una fuerza de ataque de tres alas.[n 26] La Fuerza Aérea GHQ siguió siendo pequeña en comparación con las fuerzas aéreas europeas. En su primer día de existencia, el comando consistió en 60 bombarderos, 42 aviones de ataque, 146 persecuciones y 24 transportes, lo que equivale al 40% de la fuerza en el tablas de organización.[58] Administrativamente, organizó las fuerzas en cuatro distritos geográficos (que más tarde se convirtieron en las primeras cuatro fuerzas aéreas numeradas) que coincidían con los cuatro cuarteles generales del ejército de campaña creados en 1933.

El Estado Mayor percibió su creación como un medio para disminuir la autonomía del Cuerpo Aéreo, sin aumentarla, sin embargo, y el Cuartel General de la Fuerza Aérea era un "componente coordinado" igual al Cuerpo Aéreo, no sujeto a su control. Las organizaciones informaron por separado al Jefe de Estado Mayor, al Cuerpo Aéreo como elemento de servicio del brazo aéreo y al GHQAF como elemento táctico. Sin embargo, todos los miembros de la Fuerza Aérea del GHQ, junto con los miembros de las unidades estacionadas en el extranjero y bajo el control de los comandantes terrestres locales, siguieron siendo parte del Cuerpo Aéreo. Este estado dual y división de autoridad obstaculizó el desarrollo del Cuerpo Aéreo durante los siguientes seis años, como lo hizo el Servicio Aéreo durante la Primera Guerra Mundial, y no se superó hasta que se produjo la necesidad de expandir la fuerza con el inicio de la Segunda Guerra Mundial.[59] El comandante general de GHQ Air Force, Maj.Gen. Frank M. Andrews, clashed philosophically with Westover over the direction in which the air arm was heading, adding to the difficulties, with Andrews in favor of autonomy and Westover not only espousing subordination to the Army chain of command but aggressively enforcing his prohibitions of any commentary opposed to current policy. Andrews, by virtue of being out from Westover's control, had picked up the mantle of the radical airmen, and Westover soon found himself on "the wrong side of history" as far as the future of the Air Corps was concerned.[60][n 27]

Lines of authority were also blurred as GHQ Air Force controlled only combat flying units within the continental United States. The Air Corps was responsible for training, aircraft development, doctrine, and supply, while the ground forces corps area commanders still controlled installations and the personnel manning them.[54] An example of the difficulties this arrangement imposed on commanders was that while the commander of GHQ Air Force was responsible for the discipline of his command, he had no Corte marcial authority over his personnel, which was retained by the corps area commander. Base commanders of Air Corps installations reported to as many as four different higher echelons.[61][n 28] The issue of control of bases was ameliorated in 1936 when GHQAF bases were exempted from corps area authority on recommendation of the Inspector General's Department, but in November 1940 it was restored again to Corps Area control when Army General Headquarters was activated.[62]

Interception of the Rex. The navigator for the mission was 1st Lt. Curtis LeMay.

In January 1936, the Air Corps contracted with Boeing por trece Y1B-17 Flying Fortress prototypes, enough to equip one squadron for operational testing and a thirteenth aircraft for stress testing, with deliveries made from January to August 1937. The cost of the aircraft disturbed Secretario de guerra Harry Woodring, who denied requests for further purchases, so that although the air arm embraced strategic bombing as its primary doctrine after the creation of GHQ Air Force, by 1938 there were still only thirteen strategic bombers on hand. On 18 March 1938 Secretary Woodring implemented a plan that would have included the purchase of 144 four-engine bombers but approval was reversed in July when the moratorium against the long-range bomber program was imposed by the Joint Board.[63][n 29] The purchase of 67 B-17s (five squadrons) in FY 1940 as an increment of the Woodring program, using carryover funds, was cancelled by Craig.[64]

The moratorium also resulted from the enmity of the Navy incurred by the Air Corps on 12 May 1938 when it widely publicized the intercepción del trasatlántico italiano Rex by three B-17s while it was 610 nautical miles (1,100 km) off-shore of New York City.[65][n 30] Possibly under pressure from the Navy, Craig placed a limit of 100 nautical miles (190 km) on all future off-shore flights by the Army. The services together issued a revised Joint Action statement in November reasserting that the mission of the Air Corps in coastal defense was only for supporting the Navy if called upon to do so, while simultaneously authorizing for the Navy the long-range shore-based coastal patrol mission denied the Air Corps. Westover, who stridently opposed cancellation of the Woodring program, was killed in an air crash on 21 September 1938 and was succeeded by Arnold.[63]

Modernization and expansion of the force

Aviones nuevos

The Air Corps tested and employed a profusion of pursuit, observation, and bomber aircraft during its 15-year history. The advent of the new generation of monoplanes and the emergence of strategic bombardment doctrine led to many designs in the mid and late 1930s that were still in use when the United States entered Segunda Guerra Mundial. Among the key technology items developed were oxygen and cabin pressurization systems, engine sobrealimentadores (systems essential for high-altitude combat), advanced radio communication systems, such as VHF radios, and the Norden bombsight.[66]

Douglas C-39 transport

As a further consequence of the Air Mail scandal, the Baker Board reviewed the performance of Air Corps aircraft and recognized that civilian aircraft were far superior to planes developed solely to Air Corps specifications. Following up on its recommendation, the Air Corps purchased and tested a Douglas DC-2 as the XC-32, which subsequently became the flying headquarters of Gen. Andrews.[67] The DC-2 so exceeded Air Corps specifications that 17 were purchased under the designation C-33 to equip the first permanent transport unit, the 10th Transport Group,[n 31] activated in June 1937 at Patterson Field en Ohio.[68][69] In 1939 the Air Corps recognized that it might soon require large numbers of modern air transports for use in war and purchased 35 DC-2/DC-3 hybrids, designated the C-39.[70] After the fall of France, the Air Corps in September 1940 ordered 200 untried and unproven Comandos Curtiss C-46 from Curtiss-Wright and 545 Skytrains Douglas C-47, the forerunner of the more than 10,000 C-47s and related variants that served in World War II.[71]

Even with the doctrine of strategic bombardment as its priority, the Air Corps belatedly sought to modernize its tactical combat force under GHQ Air Force, bringing into service the Northrop A-17 y Douglas B-18 Bolo in 1936, the Seversky P-35 in 1937, and the Curtiss P-36 in 1938. All of these aircraft were obsolete by the time they came into service, and the outbreak of war in Europe spurred development of more capable types. By October 1940, over a year before the United States was drawn into the war, every piston-driven single-seat fighter eventually used by the USAAF during World War II was in flight test except the P-47.[72] However, the press of the enormous tasks confronting the Air Corps and the primacy of strategic bombing doctrine meant that development of a long-range capability for these new single-engined fighters was not undertaken until combat losses of bombers forced the issue.[73]

Notable fighters developed during the late 1930s and early 1940s were the Campana P-39 Airacobra (first flown April 1938), Curtiss P-40 Warhawk (October 1938), Lockheed P-38 Lightning (January 1939), Mustang P-51 norteamericano (October 1940), and República P-47 Thunderbolt (Mayo de 1941). Technological development of fighters occurred so rapidly that by December 1941 both the P-39 and P-40 were approaching obsolescence, even though both had been in production less than 18 months.[74] Bombers developed during this period were the Douglas A-20 Havoc (first flown October 1938), Norteamérica B-25 Mitchell (January 1939), Liberator B-24 consolidado (December 1939), and Martin B-26 Merodeador (Noviembre de 1940).[75] Except for the B-24, P-47, and P-51, all of these had production deliveries that began before the AAF came into being in June 1941. Three other long-range bombers began development during this period, though only mock-ups were produced before World War II: the B-29 (study begun in 1938), the Dominator B-32 consolidado (June 1940), and the Convair B-36 Pacificador (Abril de 1941).[n 32][33][76]

Expansion of the Air Corps

In a special message to Congress on 12 January 1939,[n 33] President Roosevelt advised that the threat of a new war made the recommendations of the Baker Board inadequate for American defense and requested approval of a "minimum 3,000-plane increase" for the Air Corps.[77][78][79][n 34] On 3 April 1939, Congress allocated the $300 million requested by Roosevelt for expansion of the Air Corps, half of which was dedicated to purchasing planes to raise the inventory from 2,500 to 5,500 airplanes, and the other half for new personnel, training facilities, and bases.[80] Orders for B-17s, which had been held in abeyance since June 1938, resumed in the summer of 1939 with incremental deliveries of 39 B-17Bs in 1939–40, 18 B-17Cs in 1940, and 42 B-17Ds in the first quarter of 1941.[n 35] The first large order for heavy bomber production, 512 combat-capable B-17Es, was placed in July 1940.[81][n 36]

In June 1939 the Kilner Board[n 37] recommended several types of bombers needed to fulfill the Air Corps mission that included aircraft having tactical radii of both 2,000 and 3,000 miles (revised in 1940 to 4,000). Chief of Staff Craig, long an impediment to Air Corps ambitions but nearing retirement, came around to the Air Corps viewpoint after Roosevelt's views became public. Likewise, the War Department General Staff reversed itself and concurred in the requirements, ending the brief moratorium on bomber development and paving the way for work on the B-29.[82]

Over the winter of 1938–1939, Arnold transferred a group of experienced officers headed by Lt. Col. Carl A. Spaatz to his headquarters as an unofficial air staff[n 38] to lay out a plan that would increase the Air Corps to 50,000 men by June 1941. The expansion program of the Air Corps was characterized by repeated upward revision of goals for increasing aircraft production, combat unit totals, the training of new personnel, and construction of new bases. New combat groups were created by detaching cadres from the existing 15 Regular groups to provide the core of the new units, with each older group providing the basis for an average of three new groups. Graduates of an expanded flight training program filled out the new groups and replaced the experienced personnel transferred from the older groups, resulting in a steady decline in the overall level of experience in the operational units.[83][84] In essence, groups "self-trained"[85] to proficiency standards set by training directives from the GHQAF.[86] Unable to keep pace with the revised programs for expansion of combat groups, unit tactical training for all groups suffered from a shortage of equipment (particularly combat aircraft), an unavoidable preoccupation with administrative details during organization, and a lack of training facilities, especially bombing and gunnery ranges, leaving a "vast gap between the desired status of training in combat units and their actual status immediately prior to ... Pearl Harbor."[87]

La inicial 25-Group Program for air defense of the hemisphere, developed in April 1939, called for 50,000 men (12,000 pilots). Its ten new combat groups were activated on 1 February 1940.[n 39] Siguiendo al exitoso Invasión alemana de Francia y los Países Bajos en mayo de 1940, un 54-Group Program was approved on 12 July,[88][n 40] although funding approval could not keep pace and only 25 additional groups were activated on 15 January 1941.[89] Un 84-Group Program, with an eventual goal of 400,000 men by 30 June 1942, was approved on 14 March 1941, although not publicly announced until 23 October 1941.[90][n 41][91] In addition to unit training and funding problems, these programs were hampered by delays in acquiring the new infrastructure necessary to support them, sites for which had to be identified, negotiated and approved before construction. The General Staff again was unwilling to assign any of this work to the Air Corps, and instead detailed it to the overtaxed Servicio de intendencia. When the QMC failed to put new air bases in place in either an efficient or timely manner, the Cuerpo de ingenieros was then assigned the task, although it continued to implement the policies already in place.[92][n 42]

By the time the Europeans went to war in September 1939, the Americans first expansion lagged so distantly in relation to its goals in manpower and tactical aircraft that Andrews described the Air Corps as a "fifth rate air force."[93] Of its 1,500 combat aircraft, only 800 were rated as first-line, 700 of which became obsolete by December 1941.[n 43] By comparison, the RAF had 1,750 first-line aircraft and the German Luftwaffe 3,750. Moreover, the Luftwaffe had more personnel on the staffs of its headquarters and air ministry than were in the entire Air Corps (26,000). The first-line aircraft that would soon be considered obsolete were the B-18, A-17, and P-36. The only first-line aircraft in 1939 that remained so during World War II was the B-17, and it had to be significantly modernized before it was combat-capable.

The acceleration of the expansion programs resulted in an Air Corps of 156 installations of all types and 100,000 men by the end of 1940.[94] Twenty civilian flight schools and eight technical training schools were contracted to provide additional training facilities, and on 10 August 1940, Vías aéreas panamericanas was contracted to provide meteorological and navigation training at Coral Gables, Florida, until military schools could be established.[95]

The first delivery of B-17Es took place in November 1941.[96] Two-thirds of all Air Corps officers were second lieutenants whose flying experience consisted of their flight training.[97] The Air Corps had 17 major installations and four depots, and most of its 76 airfields were co-located at civil airports or were small strips on Army posts.[98][n 44]

Procurement of aircraft remained a significant problem for the Air Corps until the eve of war, because of diversion of production to the Allies. On 16 May 1940, with the fall of France imminent, President Roosevelt delivered an address to Congress calling for a supplemental appropriation of nearly a billion dollars and the manufacture of 50,000 aircraft a year for the armed forces (36,500 of them for the Air Corps). Eighteen months later the AAF still had only 3,304 combat aircraft (only 1,024 overseas), and 7,024 non-combat aircraft, of which 6,594 were trainers.[99] Its command staff increased in October 1940 to 24 with the addition of 15 new general officer billets.[100][n 45] By June 1941, when the Air Corps became part of the AAF, it had 33 general officers, including four serving in observer roles to the fuerza Aérea Royal.

Dissolution of the Air Corps

Unity of Command difficulties

Arnold, at the direction of President Roosevelt in January 1939, oversaw an expansion of the Air Corps that doubled it in size from 15 to 30 groups by the end of 1940. The separation of the combat organization (GHQ Air Force) from the logistic organization (Air Corps) created serious problems of coordination nearly identical to the Division of Military Aeronautics/Bureau of Aircraft Production dual-authority mess of World War I. In March 1939, with the replacement of Andrews as commander of GHQ Air Force by Maj. Gen. Delos C. Emmons, Arnold was nominally assigned to "supervise" the tactical force but this did not resolve the divisions in command. On 5 October 1940, Arnold drew up a proposal to reorganize the air arm along functional lines, creating an air staff, unifying the various organizations under one commander, and giving it autonomy with the ground and supply forces—a plan which was eventually adopted in March 1942—and submitted it to Chief of Staff George C. Marshall, but it was immediately opposed by the General Staff in all respects.[101]

Instead, the two organizations were separated again by a directive from Marshall on 19 November 1940. Army General Headquarters was activated (more than five years after the activation of "its" air force) and GHQ AF placed under it, even though Army GHQ had been activated as a training organization.[102] Its logistical and training structure were again out of its hands, this time under the direct control of the chief of staff, and its airfields again came under control of the corps commanders. Mayor Gen. George H. Brett, acting Chief of the Air Corps, denounced the plan as "disastrous in war".[101][103] The problems already existing due to the lack of unity of command were exacerbated by the assignment of GHQ Air Force to Army GHQ. Emmons, who had begun his tour junior to Arnold, was promoted to teniente general to make him equal to the commanders of the field armies also controlled by Army GHQ. This forced him to report to and act under an inferior in rank (both Arnold and Brett were generales mayores).

As a compromise on all these issues, Marshall made Arnold "Acting Deputy Chief of Staff for Air." Although the Air Corps found the compromise unsatisfactory, this provisional position on the general staff did enable him to coordinate the two sections of the air arm until the organizational problems were repaired. Even in the short run, however, coordination proved to be no substitute for unity of command.[104]

Creation of the Army Air Forces

In the spring of 1941, the combat successes of the British fuerza Aérea Royal y el alemán Luftwaffe under centralized control made clear that the fragmenting of authority in the American air arm had resulted in a dangerous lack of clear channels of command. After a joint U.S.-British strategic planning agreement (ABC-1) rebuffed the long-held argument that the Air Corps had no wartime mission except support of ground forces,[105] the War Department revised Army Regulation 95-5 on 20 June in an attempt to end the divisions without legislative intervention by Congress. Al crear el Fuerzas Aéreas del Ejército with the Air Corps and the Air Force Combat Command (a redesignation of General Headquarters Air Force) as its major components, the War Department also authorized an Air Staff to manage planning and execution of expansion of the air arm and named Arnold as Chief of the Army Air Forces. It did not, however, end the dual chain of command difficulties, as air units of Air Force Combat Command still reported to Army GHQ as well as Headquarters AAF.[106] Two further attempts by Arnold to implement his reorganization were again rejected by the WDGS in October and November.[107]

At this stage, support of airpower in public opinion reached unprecedented highs, increasing pressures from outside the military for an independent air arm with representation in the cabinet.[108][n 46] Arnold made a decision to postpone any attempts to exploit the opportunity to push for an independent Air Force. Assured of a free hand by Marshall, Arnold thought that it would "be a serious mistake to change the existing setup" in the midst of the crucial expansion effort,[109] which in less than five years would be more than 100 times its June 1939 size in personnel (much of it highly trained technically) alone. By November, however, the division of authority within the Army as a whole caused by the activation of Army GHQ prompted Marshall to assert that he had "the poorest command post in the Army." Defense commands, particularly those affecting air defense, had in Marshall's words showed a "disturbing failure to follow through on orders."[107] Confronted with Marshall's dissatisfaction with Army GHQ, the General Staff reversed its opposition. Marshall appointed an Air Corps officer, Brig. Gen. Joseph T. McNarney, to chair a "War Department Reorganization Committee" within the War Plans Division, using Arnold's plan as a blueprint.[110]

Based on the recommendations of McNarney's committee, Roosevelt issued Orden ejecutiva 9082, which changed Arnold's title to Comandante General, Fuerzas Aéreas del Ejército effective 9 March 1942, making him co-equal with the commanding generals of the other components of the Ejército de los Estados Unidos.[111] On that date, War Department Circular 59 formalized the changes, abolishing Army GHQ and organizing the Army into three autonomous components: the Army Air Forces, the Fuerzas de tierra del ejército, y el Servicios de suministro, each with a commanding general reporting to the Chief of Staff. The Office of Chief of Air Corps (OCAC) was abolished (as was Air Force Combat Command) and the functions of the Air Corps transferred to the AAF, reducing the status of the Air Corps to a brazo de combate clasificación.[109][n 47]

The Congress did not dis-establish the Army Air Corps as a combat arm until 26 July 1947, when the National Security Act of 1947 (61 Stat. 502) became law. Most members of the Army Air Forces also remained members of the Air Corps. In May 1945, 88 percent of officers serving in the Army Air Forces were commissioned in the Air Corps, while 82 percent of enlisted members assigned to AAF units and bases had the Air Corps as their combat arm branch.[112]

Organization of the Air Corps

Army Air Corps, 1 March 1935

SOURCES: Maurer Maurer, Aviación en el ejército de los EE. UU., 1919-1939 (Appendix 5), and Unidades de combate de la Fuerza Aérea de la Segunda Guerra Mundial, both USAF Historical Research Center

This list of units is a snapshot of the Air Corps on the date of activation of the General Headquarters Air Force. Except for the assignment of four reconnaissance (formerly observation) squadrons to the 1st and 2nd Wings in September 1936 for attachment to their heavy bombardment groups,[n 48] and the May 1937 exchange of the 12th Observation Group (inactivated) for the 10o Grupo de Transporte (activated), the organization of the Air Corps shown here remained essentially unchanged until activation of the first expansion groups on 1 February 1940.

Cuartel General de la Fuerza Aérea

(Mayor Gen. Frank M. Andrews, Langley Field, Virginia)

21st Airship Group, Scott Field, Illinois
9th Airship Squadron, Scott Field
19th Airship Squadron, Langley Field
Lanzaguisantes Boeing P-26A of 34th Pursuit Squadron, 17th PG 1934–1935
Primera ala

(Brig. Gen. Henry H. Arnold, Campo de marzo, California)

Séptimo Grupo de Bombardeo, Hamilton Field, California
Noveno, 11º, & 31st Bombardment Squadrons
17 ° grupo de ataque, March Field, California
34º, 73d, & 95th Attack Squadrons
19o Grupo de Bombardeo, March Field, California
23d, 30, 32d, & 72d escuadrones de bombardeo (23d & 72d BS based in Hawaii)
Martin B-12A (variant of the B-10) of 31st Bomb Squadron, 7th BG, Hamilton Field, California
2nd Wing

(Brig. Gen. H. Conger Pratt, Langley Field, Virginia)

37 ° escuadrón de ataque (attached to 8th Pursuit Group)
1er grupo de persecución, Campo Selfridge, Michigan
17, 27, & 94th Pursuit Squadrons
2do Grupo de Bombardeo, Langley Field, Virginia
Vigésimo, 49º, 54th, and 96th Bombardment Squadrons (54th detached to Air Corps Tactical School)
8 ° grupo de persecución, Langley Field, Virginia
33d, 35º, & 36th Pursuit Squadrons (37 ° escuadrón de ataque attached)
Noveno Grupo de Bombardeo, Mitchel Field, Nueva York
Primero, Quinto, 14, & 99th Bombardment Squadrons
Alcaudón Curtiss A-12 of the 13th Attack Squadron, 3d AG, Barksdale Field, Louisiana
3ra ala

(Col. Gerald C. Brant, Campo de Barksdale, Luisiana)

Grupo de ataque 3d, Barksdale Field, Louisiana
Octavo, 13, & 90th Attack Squadrons (51st Attack Squadron detached to Air Corps Tactical School)
20.o grupo de persecución, Barksdale Field, Louisiana
55º, 77º, & 79th Pursuit Squadrons (87 ° escuadrón de persecución detached to Air Corps Tactical School)
PT-13, Air Corps primary trainer

Other flying units

Second Corps Area, United States Army, Mitchel Field, Nueva York
97 ° Escuadrón de Observación
Sixth Corps Area, United States Army, Scott Field, Illinois
15 ° Escuadrón de Observación (Adjunto)
Eighth Corps Area, United States Army, Fuerte Sam Houston, Texas
12th Observation Group, Brooks Field, Texas
12th Observation Squadron
22d Observation Squadron
88th Observation Squadron
Ninth Corps Area, United States Army, Campo crissy, California
91o Escuadrón de Observación
Air Corps Advanced Flying School, Kelly Field, Texas
40th Attack, 41st Observation, 42 ° bombardeo, 43d Pursuit Squadrons[n 49]
39th School Squadron
Air Corps Primary Flying School, Campo Randolph, Texas
46th, 47th, 52nd, and 53rd School Squadrons
Escuela Táctica del Cuerpo Aéreo, Campo Maxwell, Alabama
51st Attack, 54th Bombardment, 86th Observation, 87 ° escuadrones de persecución
Air Corps Technical School, Campo de Chanute, Illinois
48th Pursuit Squadron
Rockwell Air Depot, Campo de Rockwell, California
4to escuadrón de transporte (Activated 8 July 1935)
P-12E of 6th Pursuit Squadron, 18th PG 1935–1938, Wheeler Field, Hawaii

Overseas units

Cuarto grupo compuesto, Clark Field, Luzón
2nd Observation, 3d Pursuit & 28th Bombardment Squadrons
18th Composite Wing

(Teniente Coronel. Delos Emmons, Fort Shafter, Hawái)[n 50]

5th Composite Group, Luke Field, Hawaii
26th Attack, Cuarto & 50th Observation Squadrons [n 51]
18.o grupo de persecución, Wheeler Field, Hawaii
Sexto, 19th Pursuit Squadrons
19th Composite Wing

(Lt. Col. William C. McChord, Campo de Albrook, Zona del Canal de Panamá)[n 52]

Sexto grupo compuesto, Albrook Field, Canal Zone
25 ° bombardeo, Séptimo & 44th Observation Squadrons
16 ° grupo de persecución, Albrook Field, Canal Zone
24, 29, 74º & 78th Pursuit Squadrons

Annual strength

Strength (i.e., number of personnel) as of 30 June of each year

AñoFuerzaAñoFuerzaAñoFuerza
19279,979193214,650193718,572
192810,518193314,817193820,196
192912,080193415,621193922,387
193013,305193515,945194051,185
193114,485193616,8631941152,125
Generales Benjamin D. Foulois, Assistant Chief of Air Corps (left); James E. Fechet, Chief of Air Corps; y H. Conger Pratt, Chief of Materiel Division, in 1931.

Chiefs of Air Corps

Commanding generals, GHQ Air Force

as Air Force Combat Command

Linaje genético de la United States Air Force

* The Air Corps became a subordinate component of the Army Air Forces on 20 June 1941, and was abolished as an administrative organization on 9 March 1942. It continued to exist as one of the combat arms of the Army (along with Infantry, Cavalry, Artillery, Corps of Engineers, and Signal Corps) until abolished by reorganization provisions of the National Security Act of 1947 (61 Estadísticas. 495), 26 July 1947.[1]

Ver también

Notas

Notas al pie
  1. ^ The Coolidge administration boasted of cutting the War Department's budget by 75%.
  2. ^ Gen. Patrick's proposal of an Air Corps equivalent to the Marine Corps was characterized by Brig. Gen. Fox Conner (and not for the first nor last time by General Staff opponents of Air Corps independence) as a "promotion scheme".
  3. ^ All Air Corps generals held temporary ranks. The Air Corps did not have a member promoted to permanent establishment general officer until 1937, and he was promptly removed from the Air Corps.
  4. ^ Gillmore had been chief of the Supply Division of the Air Service. Both he and Lahm served a single tour. Of the three assistant chiefs, Fechet succeeded Patrick in December 1927, Gillmore retired on 30 June 1930, and Lahm reverted to his permanent rank on 16 July 1930.
  5. ^ The General Staff viewed the "five-year plan" as an opponent of the Army in general and fought it bitterly, citing it as a destructive force at every opportunity. General Drum also chaired the 1933 Drum Board, created specifically to oppose (and revise) plans and appropriation requests submitted by Chief of Air Corps Foulois that were not to the General Staff's liking.
  6. ^ The primary difference between the types is the twin-finned tail of the former, and the single vertical stabilizer of the latter design, which gave it marginally superior performance.
  7. ^ Un ejemplo es Ralph F. Stearley, who commanded the 13th Attack Squadron for four years as a 1st Lieutenant.
  8. ^ The Drum Board was a panel of five generals formed in August 1933 by the General Staff to oppose recommendations by Air Corps planners for development and expansion to meet defense needs (Tate (1998) pp. 138–139), while the Baker Board was formed after the Air Mail scandal and had as its military members (who controlled the agenda) the five generals of the Drum Board (Tate pp. 143–145).
  9. ^ The Drum Board derived its figure as the number necessary to maintain 2,072 "serviceable" planes for its worst-case scenario, War Plan Red-Orange. War plans involving Great Britain ("Red") as an opponent were not officially excluded from United States war planning until January 1938.
  10. ^ The Joint Army-Navy Board was the rudimentary precursor of the Junta de Jefes de Estado Mayor.
  11. ^ Two YB-10s were landed with their landing gear still up, both by experienced aviators, one a major with 100 hours in aircraft with retractable gear. (Maurer 1987, p. 311)
  12. ^ The Joint Action Statement fostered a lack of inter-service cooperation on coastal defense that continued until the Ataque japonés a Pearl Harbor. As late as 14 October 1941, CNO Adm. Harold Stark insisted that the "proper" role of Army aviation in coastal defense was support of Navy operations. (Shiner, "The Coming of the GHQ Air Force", p. 121)
  13. ^ Since 1923 Army doctrine had been stated in Regulaciones de servicio de campo, which were general in character, and Training Regulations, which stated combat principles for each combatant arm. TR 440-15 had been first issued on 26 January 1926 as Fundamental Principles for the Employment of the Air Service. Coincidentally, Col. William L. Mitchell resigned from the service the day following its issuance. This dichotomy of regulations and principles ended in 1939 with the creation of field manuals.
  14. ^ Dern's characterization of the Air Corps' role in February 1934 as "subordinated like all other elements to whatever team it happens to accompany" leaves no doubt as to the Army's position about its purpose.
  15. ^ In March 1939 the Secretary of War created an "Air Board" chaired by Arnold and instructed it to submit a recommendation for organization and doctrine of the Air Corps. Its report, submitted to Chief of Staff Marshall on 1 September 1939, represented an Army-wide perspective. It became the basis for FM 1–5, and recognized that the United States was then on the strategic defensive. Its view was conservative and "a considerable attenuation of air doctrine" as espoused by the ACTS. However it did correct the omissions of TR 440-15 and reasserted that centralized control by an airman in any combat role was essential for efficiency. Ironically, Gen. Andrews had by then become Army G-3 and reported to Marshall that the manual "did not endorse the radical theory of air employment". FM 1–5 was followed by supplemental doctrine Air Corps Field Manuals FM 1–15 Tactics and Technique of Air Fighting (pursuit) on 9 September 1940, FM 1–10 Tactics and Technique of Air Attack (bombardment) on 20 November 1940, FM 1–20 Tactics and Technique of Air Reconnaissance and Observation on 10 February 1941, War Department Basic Field Manual FM 31–35 Aviation in Support of Ground Forces on 9 April 1942, and Army Air Forces Field Manual FM 1–75 Combat Orders on 16 June 1942. FM 1–5 was itself superseded after just three years following disputes over control of air power in North Africa by FM 100-20 Mando y empleo del poder aéreo (Field Service Regulations) on 21 July 1943 in what many in the Army Ground Forces viewed as the Army Air Forces' "Declaration of Independence." (AGF Historical Study No. 35, p. 47)
  16. ^ Jones, an aviation pioneer and formerly a cavalry officer, was the rarest of Air Corps officers, a "true believer" in the General Staff doctrine. He was one of the few senior Air Corps officers never to have attended or instructed at the Escuela Táctica del Cuerpo Aéreo. Following his controversial endorsement, the War Department offered him a command with a temporary promotion to brigadier general. His autobiographical entry in the Cullum Register of USMA graduates, however, states he declined "because of desire of superiors to retain his services within (the) continental U.S." Jones remained at the Army War College with its temporary promotion to colonel until September 1939, then accepted a cavalry assignment and transferred from the Air Corps.
  17. ^ Embick was formerly chief of the War Plans Division. In collaboration with Assistant Chief of Staff, G-4 (logistics) Brig. Gen. George R. Spalding, Embick was the driving force in minimizing all Air Corps R&D, squelching long-range bombers, and referring doctrinal disputes to the Joint Army-Navy Board for resolution. His influence ended the next year when he was replaced as Deputy Chief of Staff by George C. Marshall. (Greer 1985, p. 95)
  18. ^ The rejection was by Secretary of War Woodring of a request by Westover in May 1938 that all funds remaining for the B-15 be applied to the development of a single Boeing Y1B-20, a design improvement of the B-15 with more powerful engines. Instead the funds were diverted to buy more B-18s. (Greer 1985, p. 99)
  19. ^ J.B. 349. The ruling also further blocked the Project A bomber by decreeing that there was no reconnaissance need for an aircraft with range beyond that of the B-17.
  20. ^ The funds, already appropriated, were then used to buy more light bombers.
  21. ^ The R&D restriction was rescinded in October 1938 following the Munich Conference, although the ban on buying more B-17s in FY 1940 and 1941 remained. (Greer 1985, p. 100)
  22. ^ A coup styled "the revolt of the sergeants" seized the Cuban military and replaced a provisional government sponsored by the Roosevelt Administration with a junta. Although Roosevelt was disposed to intervention as a last resort, warnings that he intended to intervene under the Treaty of 1903 were made to the revolutionaries.
  23. ^ Four ground force field army headquarters were established at the same time.
  24. ^ These divisions were specifically four infantry and three horse cavalry.
  25. ^ Bergantín. Gen. Charles E. Kilbourne, at the core of the General Staff's disputes with the Air Corps and supervisor of the revision of TR 440-15, authored these suggestions. He also freely espoused his opinion that expansion of the Air Corps was primarily a "selfish" means of promotion for aviators at the expense of the rest of the Army. Although rapid promotion of youthful airmen became a cliche in World War II, during the inter-war years Air Service/Air Corps promotion lagged notoriously behind that of the other branches. On the 669-name promotion list for colonel in 1922, on which Kilbourne had been 76th, the first airman (later Chief of Air Corps James Fechet) had been 354th. The 1,800 aircraft goal was never reached because of General Staff resistance to the "five-year plan", but the War Plans Division did deem it "acceptable" for implementation of War Plan Red-Orange. The Air Corps, basado en estudios de ejercicios conjuntos realizados en Key West, Florida, encontró el número peligrosamente inadecuado, concluyendo que 4.459 aviones era el mínimo necesario para defender a los Estados Unidos contra un ataque aéreo en el caso del Plan de Guerra Rojo-Naranja.
  26. ^ Las alas se organizaron tanto funcional como geográficamente. El primero fue tanto el bombardeo como el ala del Pacífico, el segundo fue el ala de persecución y el Atlántico, y el tercero fue el ala de ataque y la Costa del Golfo.
  27. ^ Andrews y Westover se graduaron en 1906 de West Point, y Andrews se graduó una posición más alta en la clasificación de la clase. Andrews originalmente había sido un soldado de caballería y se había casado con miembros de los círculos internos en Washington, mientras que Westover, un ex oficial de infantería con el desafortunado apodo de "Tubby", había seguido su carrera con una determinación de bulldog. No había aprendido a volar hasta los 40 años y era un participante reacio en el entorno social de Washington, por lo general dependiendo de su asistente Hap Arnold para cumplir el papel de protocolo. Ya el 5 de mayo de 1919, en un memorando al Director de Servicio Aéreo Charles Menoher, para quien era asistente del oficial ejecutivo, Westover había demostrado lealtad a la subordinación, instando a que Billy Mitchell dejara su puesto como tercer asistente ejecutivo (S-3 ) del Servicio Aéreo — junto con sus jefes de división — si no cesaba su defensa de posiciones que no se ajustaban a la política del Ejército.
  28. ^ El comandante de la base de Selfridge Field era responsable de varios aspectos de la administración ante el CG de GHQAF, el Jefe del Cuerpo Aéreo, el comandante del Área del Sexto Cuerpo y el Jefe de la División de Material Aéreo.
  29. ^ El Plan Woodring (basado en el "Programa del Cuerpo Aéreo Equilibrado" desarrollado después de un estudio de dos años del Departamento de Guerra) fue otro "plan de cinco años" que requería agregar 1.094 aviones: 144 bombarderos de cuatro motores, 266 bombarderos de dos motores, 259 aviones de ataque y 425 persecuciones, que comenzarán en el año fiscal 1940 (julio de 1939). Fue apoyado tanto por Andrews como por Westover.
  30. ^ La distancia se da comúnmente pero erróneamente como 725 millas. los Rex era en realidad esa distancia en millas náuticas de la costa en su último informe de posición cuando los B-17 estaban rodando para despegar.
  31. ^ Este grupo había operado como el "1er Grupo de Transporte" provisional entre 1932 y 1937, con un escuadrón al servicio de cada uno de los cuatro depósitos aéreos del Cuerpo Aéreo. (Craven y Cate, vol. 7 p. 4)
  32. ^ El B-36 cumplió con los requisitos del Proyecto D, el bombardero de ultra alcance imaginado por los planificadores del Air Corps en 1935 pero rechazado por el Departamento de Guerra en 1938.
  33. ^ Arnold llamó a este discurso el "Carta Magna del poder aéreo ".
  34. ^ Los planes de Roosevelt eran de mayor alcance de lo que indica el discurso. En una conferencia histórica y confidencial en la Casa Blanca a finales de 1938, Roosevelt se reunió con el Secretario del Tesoro. Henry Morgenthau; Jefe de WPA Harry L. Hopkins; Fiscal General del Estado Robert H. Jackson; El secretario de Guerra Woodring; Secretario de Marina Charles Edison; Asesor Jurídico de Hacienda Herman Oliphant; Jefe de Operaciones Navales Adm. Harold R. Stark; Craig; Marshall; y Arnold. Esbozó una convocatoria enérgica y singular de 10.000 aviones, pero los asesores lo persuadieron de reducir el número por razones políticas. La fecha de esta conferencia está en disputa. Arnold, de las notas que hizo en un sobre manila, declaró en Misión Global (p. 177, con lo que Coffey está de acuerdo) que tuvo lugar el 28 de septiembre mientras Neville Chamberlain se estaba preparando para regresar a Alemania para completar el Acuerdo de Munich. Otros historiadores, incluido el general John W. Huston, editor de El poder aéreo estadounidense llega a la mayoría de edad: los diarios de la Segunda Guerra Mundial del general Henry H. "Hap" Arnoldy Mark Skinner Watson, en la historia oficial del Ejército. Jefe de Estado Mayor: planes y preparativos previos a la guerra (Ejército de Estados Unidos en la Segunda Guerra Mundial serie), fecha la reunión como 14 de noviembre. Huston afirma que la Marina fue deliberadamente excluida de la conferencia y argumenta que varias conferencias de "crisis" de la Casa Blanca se llevaron a cabo en octubre y noviembre, la mayoría sin registro escrito, y que Arnold las confundió, insertando la fecha (a lápiz en otra registro de tinta) en sus notas posteriores al hecho (Huston, Vol. I, págs. 120-121, nota 216). Watson indica que sólo los "ayudantes navales" de Roosevelt representaban a la Armada (p. 137). Coffey argumenta que a partir de la conferencia de prensa semanal de Roosevelt del 14 de octubre, el presidente emitió declaraciones públicas y privadas que indicaban que sus planes de expansión del Air Corps ya estaban en marcha. William Goss, en su resumen de Fuerzas aéreas del ejército en la Segunda Guerra Mundial, usa el 14 de noviembre, pero admite que los planes de expansión estaban en marcha antes de noviembre y que Arnold posiblemente tenía razón. Greer (El desarrollo de la doctrina aérea en el brazo aéreo del ejército, 1917-1941) está de acuerdo con Arnold y Coffey (p. 100). Debido a que ambas fechas están marcadas por eventos notables que involucran a la Alemania nazi (Estados Unidos rompió relaciones diplomáticas con Alemania el 14 de noviembre), la fecha real sigue sin resolverse.
  35. ^ Se entregaron 20 B-17C adicionales Préstamo a la RAF bajo la designación de "Fortaleza I" en 1941.
  36. ^ La escasez de materiales críticos y la insuficiencia de mano de obra calificada retrasaron la producción, que no comenzó hasta abril de 1941. Las primeras entregas del B-17E a la AAF comenzaron en noviembre de 1941, cinco meses después de lo programado. Su sucesor, el B-17FSin embargo, siguió menos de seis meses después y fue el principal bombardero AAF en su primer año de operaciones de combate.
  37. ^ La Junta de Kilner, nombrada por Arnold, estaba presidida por el Subjefe del Brigada del Cuerpo Aéreo. El general Walter G. "Mike" Kilner, un piloto de persecución veterano y defensor de una Fuerza Aérea independiente.
  38. ^ El servicio no fue autorizado por un personal aéreo oficial hasta la creación de las Fuerzas Aéreas del Ejército en junio de 1941.
  39. ^ Estos fueron los Grupos de Bombardeo 11, 22, 25 y 29; Grupos de persecución 27, 31, 35, 36 y 37; y el 28º Grupo Compuesto. De los grupos de bombas, todos menos el 22 estaban destinados a ser unidades B-17.
  40. ^ Bajo un programa llamado Primer Objetivo de Aviación, el plan requería 4006 aviones de combate, incluidos 498 bombarderos de largo alcance en 14 grupos, así como un aumento sustancial de aviones y unidades de persecución.
  41. ^ Los objetivos originales del Segundo Objetivo de Aviación eran 84 grupos de combate; 7.799 aviones tácticos; y la incorporación anual de 30.000 pilotos y 100.000 técnicos.
  42. ^ Las juntas de adquisiciones creadas por el Estado Mayor se vieron obstaculizadas por su total falta de familiaridad con las necesidades del Cuerpo Aéreo, la falta de instrucciones de un Estado Mayor que tampoco estaba familiarizado y desinteresado en los requisitos de CA, y la lentitud de las propias juntas en la presentación de sus informes. El Air Corps estimó que el programa de 54 grupos se retrasó dos meses por las fallas. (Craven y Cate Vol. 6, págs. 134-136)
  43. ^ Craven y Cate, vol. 6, págs. 173-174
  44. ^ Las 21 bases principales fueron Barksdale, Bolling, Arroyos, Chanute, Hamilton, Kelly, Langley, Lowry, marzo, Maxwell, McChord, Mitchel, Moffett, Randolph, Scott, Selfridge, y Campos de Wright, y el Fairfield, Middletown, Sacramento, y San Antonio Depósitos aéreos.
  45. ^ Los 15 alojamientos de oficiales generales consistían en cuatro generales de división y once generales de brigada. Además, el comandante general de GHQAF fue ascendido a teniente general. Solo cuatro oficiales del Cuerpo Aéreo lograron el rango permanente de general de brigada antes de que se creara la AAF, y solo dos de ellos (Arnold, que fue el último de los cuatro, y Andrews) todavía tenían deberes en la fuerza aérea.
  46. ^ La popularidad del concepto se refleja en la promoción del candidato Wendell Willkie durante el Campaña presidencial de 1940 para un Departamento de Defensa y una Fuerza Aérea independiente. (Craven y Cate, vol. 6, p. 17)
  47. ^ Infantería y las otras armas de combate también tuvieron sus jefes abolidos y sus funciones transferidas a las Fuerzas Terrestres del Ejército.
  48. ^ La 1ra ala 38ª RS se adjuntó al 19 BG y el 88ª RS al 7º BG. La segunda ala 18 RS se adjuntó a la novena BG y el 21 RS al segundo BG. El 14º BS del 9º Grupo y el 54º BS del 2º Grupo, ninguno de los cuales tenía funciones operativas, se desactivaron al mismo tiempo.
  49. ^ Estos cuatro escuadrones fueron desactivados el 1 de septiembre de 1936 y reemplazados por los escuadrones escolares 61º al 64º inclusive.
  50. ^ En septiembre de 1936 el ala se convirtió en oficial general de palanquilla y brigada. Gen. Barton K. Yount fue asignado.
  51. ^ los 23d y 72d BS del 19 BG se adjuntaron.
  52. ^ En junio de 1936, el ala se convirtió en oficial general de palanquilla y brigada. Gen. George H. Brett fue asignado.
Citas
  1. ^ a B "Registros de las Fuerzas Aéreas del Ejército (AAF)". National Archives.gov. Recuperado 22 de noviembre 2010.
  2. ^ Maurer, Maurer, ed. (1983) [1961]. Unidades de combate de la Fuerza Aérea de la Segunda Guerra Mundial (PDF) (reimpresión ed.). Washington, DC: Oficina de Historia de la Fuerza Aérea. pag. 8. ISBN 0-912799-02-1. LCCN 61060979.
  3. ^ Craven y Cate, vol. 6, pág. 31.
  4. ^ Mooney y Layman (1944), pág. 117.
  5. ^ Tate (1998), págs. 185-188.
  6. ^ Tate (1998), pág. 30
  7. ^ Maurer (1987), págs. 72-73.
  8. ^ Maurer (1987), págs. 73–74.
  9. ^ Tate (1998), págs. 45–47
  10. ^ Greer (1985), pág. 29. "
  11. ^ a B C Craven y Cate Vol. 1, pág. 29.
  12. ^ Maurer (1987), pág. 74
  13. ^ Tate (1998), pág. 60.
  14. ^ Maurer (1987), pág. 196.
  15. ^ Tate (1998), págs. 138–140
  16. ^ Maurer (1987), pág. 200.
  17. ^ Maurer (1987), pág. 216.
  18. ^ Maurer (1987), pág. 197.
  19. ^ Maurer (1987), págs. 213 y 365.
  20. ^ Maurer (1987), págs. 214-215.
  21. ^ Maurer (1987), págs. 216–219.
  22. ^ Shiner, "The Heyday of the GHQ Air Force, 1935-1939", pág. 136, 120, para la cifra GHQAF.
  23. ^ Foulois (1968), pág. 274
  24. ^ a B Rice (2004), pág. 133
  25. ^ Rice (2004), pág. 1237
  26. ^ Tate (1998), pág. 78.
  27. ^ Tate (1998), pág. 161.
  28. ^ Shiner, "La llegada de la Fuerza Aérea GHQ", p. 116.
  29. ^ Tate (1998), págs. 64–79.
  30. ^ Bowman (1997), pág. 7.
  31. ^ a B Smith (1998), pág. 10.
  32. ^ Eden y Moeng (2002), pág. 931.
  33. ^ a B Cate (1945), pág. 13
  34. ^ Smith (1998), pág. 12.
  35. ^ a B Cate (1945), pág. 17.
  36. ^ Cate (1945), pág. 15.
  37. ^ Cate (1945), pág. dieciséis.
  38. ^ Greer (1985), pág. 113. "
  39. ^ Tate (1988), pág. 166.
  40. ^ Tate (1998), pág. 143
  41. ^ Tate (1998), pág. 167.
  42. ^ Shiner, "The Hey Day of the GHQ Air Force, 1935-1939", pág. 150.
  43. ^ Nalty (1997), pág. 192.
  44. ^ Greer (1985), págs. 113-115
  45. ^ Futrell (1989), págs. 85–86
  46. ^ Futrell (1989), págs. 89–90
  47. ^ Greer (1985), pág. 99
  48. ^ Cate (1945), págs. 17-18.
  49. ^ Cate (1945), págs. 5-6 y 22
  50. ^ Shiner, "La llegada de la Fuerza Aérea del GHQ, 1935-1939", pág. 133.
  51. ^ Greer (1985), pág. 101
  52. ^ Correll, John T. (septiembre de 2008). "GHQ Air Force", Revista AIR FORCE, 91 (9), pág.63.
  53. ^ Maurer (1987). P. 298
  54. ^ a B Craven y Cate Vol. 1, pág. 31
  55. ^ Correll, "GHQ Air Force", págs. 63–64.
  56. ^ Tate (1998), pág. 146
  57. ^ Tate (1998), págs. 146 y 150.
  58. ^ Maurer (1987), pág. 330.
  59. ^ Craven y Cate Vol. 1, págs. 31–33
  60. ^ Rice (2004), pág. 131
  61. ^ Mooney (1956), pág. 2
  62. ^ Mooney (1956), pág. 3
  63. ^ a B Tate (1998), pág. 169
  64. ^ Shiner, "The Heyday of the GHQ Air Force, 1935-1939", pág. 146.
  65. ^ Correll, John T. (diciembre de 2008), "Rendezvous With the Rex", Revista AIR FORCE. 91 (12), pág. 56
  66. ^ Bowman (1997), págs. 7-11.
  67. ^ "Fichas técnicas: Douglas XC-32". NMUSAF. 2009. Archivado desde el original el 29 de agosto de 2012. Recuperado 28 de junio 2013.Mantenimiento CS1: ref = harv (Enlace)
  68. ^ "Fichas técnicas: Douglas C-33". NMUSAF. 2009. Archivado desde el original el 29 de agosto de 2012. Recuperado 28 de junio 2013.Mantenimiento CS1: ref = harv (Enlace)
  69. ^ Maurer (1987), pág. 368.
  70. ^ "Fichas técnicas: Douglas C-39". NMUSAF. 2009. Archivado desde el original el 29 de agosto de 2012. Recuperado 28 de junio 2013.Mantenimiento CS1: ref = harv (Enlace)
  71. ^ Craven y Cate, vol. 7, pág. 5
  72. ^ Shiner, "La llegada de la Fuerza Aérea GHQ", p. 159.
  73. ^ Griffith (1999), pág. 77.
  74. ^ Craven y Cate, vol. 6, pág. 212
  75. ^ Craven y Cate Vol. 6, págs. 198-199.
  76. ^ Craven y Cate Vol. 1, págs. 109-110
  77. ^ Mensaje del presidente Roosevelt al Congreso, 12 de enero de 1939 El mensaje completo se reproduce aquí.
  78. ^ Shiner, "La llegada de la Fuerza Aérea GHQ", p. 155
  79. ^ Coffey (1982), pág. 179, 392 Nota 27
  80. ^ Williams (1953), pág. 12. Ley Pública 18, 76º Congreso, 1ª Sesión.
  81. ^ Ethell, Jeff. "Nuestra fortaleza que aún vuela". Mecánica Popular, Volumen 162, Número 1, enero de 1985, pág. 124.
  82. ^ Cate (1945), pág. 18.
  83. ^ White (1949), pág. 2
  84. ^ Craven y Cate, vol. 6, págs. 600–602
  85. ^ White (1949), pág. 9
  86. ^ Craven y Cate, vol. 6, pág. 600
  87. ^ White (1949), págs. 6-7
  88. ^ Futrell (1989), pág. 101
  89. ^ Futrell (1951), págs. 23-24.
  90. ^ Futrell (1989), pág. 102
  91. ^ Craven y Cate Vol. 1, págs. 105-106.
  92. ^ Craven y Cate Vol. 6, págs. 134-136.
  93. ^ Craven y Cate, vol. 6, pág. 173
  94. ^ AAF Statistical Digest, Tabla 4 - Personal militar en los EE. UU. Continentales y en el extranjero, por tipo de personal.
  95. ^ Futrell (1951), pág. 26.
  96. ^ Craven y Cate, vol. 6, págs.173-175)
  97. ^ Maurer (1987), pág. 374.
  98. ^ Futrell (1951), págs. 2-7
  99. ^ Tate (1998), pág. 173.
  100. ^ Registro oficial de los Estados Unidos de 1941, volumen I, Publicación de la Comisión de Servicio Civil de EE. 48
  101. ^ a B Craven y Cate, vol. 6, pág. 18.
  102. ^ Correll, "GHQ Air Force", p.66.
  103. ^ Craven y Cate Vol. 1, pág. 114
  104. ^ Craven y Cate Vol. 1, págs. 114-115
  105. ^ Craven y Cate, vol. 6, pág. 20
  106. ^ Craven y Cate Vol. 1, pág. 115
  107. ^ a B Mooney (1956), pág. 7
  108. ^ Craven y Cate Vol. 6, pág. vii
  109. ^ a B Nalty (1997), pág. 180.
  110. ^ Mooney (1956), pág. 8
  111. ^ McClendon (1996), págs. 132-141. Los tres documentos referenciados, AR 95-5, EO 9082 y WD Circular 59, se reproducen en su totalidad.
  112. ^ Correll, John T. (julio de 2009). "¿Pero qué pasa con el cuerpo aéreo?". Revista de la Fuerza Aérea. 92 (7)., pag. 64–65.

Referencias

  • Compendio estadístico de las Fuerzas Aéreas del Ejército, Segunda Guerra Mundial. Oficina de Control Estadístico, Sede AAF. Washington, D.C. Diciembre de 1945
Tablas 1 a 73, Grupos de combate, personal, entrenamiento y tripulaciones
(1948). Volumen uno - Planes y operaciones iniciales: enero de 1939 - agosto de 1942
(1949). Volumen dos - Europa: Antorcha a Pointblank: agosto de 1942 - diciembre de 1943
(1951). Volumen tres - Europa: argumento para el Día V-E: enero de 1944 - mayo de 1945
(1950). Volumen cuatro - El Pacífico: Guadalcanal a Saipán: agosto de 1942 - julio de 1944
(1953). Volumen cinco - El Pacífico: Matterhorn a Nagasaki: junio de 1944-agosto de 1945
(1955). Volumen seis - Hombres y aviones
(1958). Volumen siete - Servicios en todo el mundo
Sitios web
Precedido por
Servicio Aéreo del Ejército de los Estados Unidos
Cuerpo Aéreo del Ejército de los Estados Unidos
1926–1941
Sucesor
Fuerzas Aéreas del Ejército de los Estados Unidos

Pin
Send
Share
Send